CATEDRAL BASÍLICA DE SALTA

CATEDRAL BASÍLICA DE SALTA

HISTORIA
El edificio actual de la Catedral de Salta fue construido en 1876 y se encuentra en el solar destinado allá por el 1582 para la construcción de la primera iglesia Matriz. La Iglesia Catedral es también Santuario del Señor y Virgen del Milagro siendo testigo cada 15 de septiembre, de la multitudinaria procesión que se celebra en honor a sus patronos tutelares de la ciudad de Salta.

ARQUITECTURA

Exterior:
La Fachada es de líneas Italianizantes, obra de Fray Luis Girogi
Destacan su frontis quebrado, sus columnas de distintas órdenes, las balaustras, las torres con el reloj y el campanario. Allí están las 5 campanas que se usan en la actualidad. Hay dos campanas pequeñas, dos medianas y una mayor. Una de las medianas dedicada a Nuestra Señora de las Lágrimas y fundida en París. La otra mediana dedicada a Dios. Las pequeñas tienen inscripciones distintas: una dice “Virgen Inmaculada del Milagro” y la otra “Señor Nosotros somos tuyos y Tú eres nuestro”. La grande fue fundida en el Arsenal Naval de Buenos Aires y es conocida como “la del Señor del Milagro”.
Las medianas datan de 1928, según la fecha de fundición estampadas en sus costados, mientras que la mayor fue reparada en 1963 para restablecer la aleación de bronce y oro que permite los característicos tañidos de la campana mayor que es la más pesada

Las medianas datan de 1928, según la fecha de fundición estampadas en sus costados, mientras que la mayor fue reparada en 1963 para restablecer la aleación de bronce y oro que permite los característicos tañidos de la campana mayor que es la más pesada. A sus tres toneladas deben sumárseles los 180 kilogramos del badajo, por lo que los campaneros se van turnando para tocarla.Existe un toque denominado “penitencial” (para indicar los rezos de la novena) y se toca en la madrugada (desde el 06/09 al 12/09).
Desde el día 13 de septiembre cuando se reza el Triduo de Pontificales, se usan repiques, en donde las campanas se golpean varias veces.

Interior:
En su interior, la iglesia presenta una planta rectangular con tres naves.

  • Altar Mayor
    Esta decorado en oro y es de planta circular. Obra del padre Luis Giorgi. A cada costado se encuentran las imágenes de San Felipe y Santiago Apóstol, primitivos patronos de la ciudad de Salta.
  • Señor y Virgen del Milagro
    Patronos de la ciudad de Salta.
  • Cuadro de la Virgen de las Lagrimas
    Dicha Virgen lloró cuando Salta fue sacudida por fuertes temblores.
  • Las Pechinas
    Pinturas de ángeles, arcángeles y querubines ubicados en la inferior de la cúpula.
  • Panteón de las Glorias del Norte
    Allí se conservan, entre otros, los restos del héroe General Martín Miguel de Güemes.
  • Retablo de la Virgen de Pompeya:
    Está realizado en madera tallada, policromía originaria. Data de los siglos XVIII y XIX.

Dato de color

  • Miles de peregrinos llegan a Salta cada año en el mes de Septiembre para renovar su pacto de fidelidad a los santos patronos.
  • La catedral alberga restos del Gral. Martín Miguel de Güemes en el Panteón de las Glorias del Norte.
  • Fray Giorgi también diseñó el actual campanario de la Basílica Menor San Francisco, inaugurada en 1882.
  • La Catedral sirvió de refugio para los realistas heridos de la Batalla de Salta.
  • Fue declarada Monumento histórico Nacional en 1941.
  • Su planta basilical procede de la antigua roma. La basílica designa etimológicamente un edificio REAL; era una construcción destinada a asuntos de interés público (como juicios, algo semejante a la bolsa de comercio, etc.) estaba pensada para que los concurrentes, en gran número, pudieran acceder directamente al estrado donde se trataba el asunto, ubicado al fondo en el centro, y pudieran desplazarse por los costados para retirarse fácilmente. Después del edicto de Milán (año 313) cuando cesaron las persecuciones romanas y el cristianismo pudo salir a la vida pública, las basílicas abandonadas o donadas resultaron ser el lugar más adecuado para el culto. Aunque muchas carecían de techo, pronto comenzaron a cerrarse y adecuarse como templos cristianos.

Imagen del Señor del Milagro

Es un Cristo crucificado, ya muerto. Con la cabeza inclinada hacia su derecha, los ojos cerrados y la expresión sin violencia. Podría decirse que pertenece al periodo manierista, entre el Renacimiento y el Barroco. La imagen sufrió una caída en 1913 y tuvo que ser reparada por especialistas en Buenos Aires. Los rayos del Cristo del Milagro son en realidad resplandores; tienen influencia de Bernini (corriente Barroca). Los resplandores no siempre fueron los mismos. Los actuales forman un círculo de cuatro cuadrantes, cada uno de ellos formado por siete resplandores de distintas medidas que causan una sensación de estallido. Sobre la cabeza tiene una diadema de oro colocada por dentro de la corona de espinas. Una corona es sostenida por ángeles casi en el extremo superior de la Cruz.

Imagen de la Virgen del Milagro

Tiene un perfil clásico. Su sonrisa enigmática es apenas perceptible, sus ojos (ahora de vidrio) miran hacia abajo. Su cuerpo presenta una desproporción: la parte que va desde las rodillas al tronco es más larga que el resto. Sus manos son articuladas y en la cabeza tiene un clavo para sostener la corona. Por debajo de las ropas, que no siempre son las mismas, la cubre el manto de pureza que vistió para la coronación; lleva un vestido de madera con un medallón inscripto, y se cree que también tenía manto de madera. Las joyas que la adornan fueron donadas.

 

Procesión y Peregrinos

La fiesta del Milagro es una de las más importantes de la provincia, donde el pueblo salteño año tras año renueva su pacto de fidelidad con los santos patronos.

Los días 15 de Septiembre, las santas imágenes recorren las calles de la ciudad, acompañadas de miles y miles de peregrinos, no solo salteños sino también de provincias vecinas. Algunos llegan a pie y otros en bicicletas, recorriendo largas distancias para la gran celebración.

Desde su ingreso al territorio capitalino las fuerzas de seguridad los acompañan. Cuando llegan a la plaza principal se escuchan sirenas, campanas, cintas de colores y los cánticos que constituyen parte de una ceremonia que emociona a salteños y turistas.

Las Flores del Milagro

Las coronas de flores que cada 15 de septiembre engalanan las sagradas imágenes del Señor y la Virgen del Milagro obedecen a una antigua tradición familiar que data del S. XIX.

El grupo de floristas de la Catedral, está compuesto por 30 voluntarias que aportan sus flores como ofrenda. La mayoría las donan los fieles y son claveles blancos y rojos. Se necesita aproximadamente 40 flores para el arreglo central de cada imagen y otras 50 para los laterales más el follaje.

La Novena

El autor de la novena es el sacerdote Francisco Javier Fernández y Pedroza, nacido en Salta en 1722. Es considerada como valioso ejemplo de literatura teocéntrica o religiosa.

En su primera versión la figura central de la Novena es María Santísima del Milagro y se encuentra reproducida en un texto de toscano. La segunda versión fue en 1787 y la tercera edición en 1877.

Estas tres ediciones tienen una característica que llama la atención y es que no figuran en ellas las oraciones que hoy se rezan al Señor del Milagro.

En 1897 se publica la cuarta edición. Se modifica el título “Novena del Señor y la Virgen del Milagro”, dando preponderancia al Señor del Milagro.

El Himno del Señor del Milagro escrito por Emma Solá de Solá recién aparece en 1942.

Está ubicado a la derecha de la Iglesia Catedral, separándola del Banco Macro, a manera de paso peatonal entre la Avenida Belgrano y la calle España.

Sobre una de las paredes costales de la Catedral se encuentran dos murales. Uno refiere el momento de la fundación de la ciudad. Se observa el momento en que, puesto el rollo o picota que simbolizaba la fundación de una ciudad, Hernando de Lerma, en presencia de Fray Francisco de Vitoria junto a otros presentes firma el acta fundacional.

El otro mural se refiere al Descubrimiento de América en conmemoración del Quinto Centenario. Muestra el escudo que representa el Reino de España, banderas usadas por españoles en sus barcos, y la imagen de Cristóbal Colón en el momento en que arriba a tierras americanas y se arrodilla simbolizando el agradecimiento por su llegada a salvo a tierras desconocidas.

Declarado Monumento Histórico Nacional en 1941. Allí descansan los restos de los generales Martín Miguel de Güemes, Juan Antonio Álvarez de Arenales y Rudecindo Alvarado, los de Facundo Zuviría, representante por Salta y presidente de la Asamblea de la Constitución Nacional de 1853 y del coronel Antonino Fernández Cornejo, quien acompañó a Belgrano en su campaña. También se conservan los restos de doña Martina Silva de Gurruchaga, nombrada por Belgrano capitana del Ejército del Norte por su valor en la Batalla de Salta; Carmen Puch, esposa del general Güemes y Juana Manuela Gorriti, la primera escritora de la América independiente. En el Panteón También hay una urna con restos de soldados desconocidos muertos en Salta durante la Guerra de la Independencia. Hay un cofre con los objetos religiosos y de uso personal de Martín Miguel de Güemes, con el escapulario del señor Justo Juez.

Juana Manuela Gorriti

Juana Manuela Gorriti Zuviría nació en Horcones – Rosario de la Frontera, el 15 de julio de 1818. Hija del general José Ignacio Gorriti por entonces principal lugarteniente de Martín Miguel de Güemes y Feliciana Zuviría, por otra parte, fue sobrina del célebre político y canónigo Juan Ignacio Gorriti.

Fue una escritora argentina, que se ha hecho célebre no solo por su vida llena de vicisitudes y por su innegable valor como literata, y por ser, en su madurez, una política progresista, sino por su interesante libro de arte culinaria llamado La cocina ecléctica, tal libro, además del valor gastronómico, actualmente tiene un gran valor documental ya que aporta muchas recetas folclóricas argentinas, de otros países latinoamericanos e incluso cocina europea de su época.

Pasó su niñez en el antiguo fuerte de Miraflores, a orillas del río Pasaje (también llamado: río Juramento), donde su familia poseía una estancia. Su infancia estuvo marcada por las sucesivas invasiones realistas a la provincia. Sin embargo, esas guerras no impidieron, que estudiase francés, religión y literatura, en un beaterío de la capital provincial.

Durante su matrimonio en Lima, abrió una escuela mixta de educación primaria. Allí tuvo origen su ya famoso salón literario que congregó a las personalidades más sobresalientes. Sus cuentos y novelas fueron publicados y difundidos en Chile, Colombia, Venezuela y Argentina.

Fallece el 6 de noviembre de 1892. Sus restos, que estaban en el Cementerio de La Recoleta, primero fueron depositados en la bóveda perteneciente a la familia Posch, actualmente descansan en el Panteón de las Glorias del Norte, en la Catedral de la ciudad de Salta. Una estrofa del Himno a Rosario de la Frontera la evoca encendidamente como la máxima personalidad de la cultura surgida de esta tierra del sur de la provincia de Salta.

Ubicación

Dirección: España  558

HORARIO DE VISITA

Lunes a sábados: 07:30 a 13:00 – 17:00 a 21:00

Domingos: 07:30 a 13:00 – 17:00 a 21:30

+Visita Guiada: Viernes, Sábados y Domingos a las 17:00